viernes, 15 de noviembre de 2013

Vive el presente

Sin duda la frase más usada durante el último tiempo es "vive el presente”. Hay cientos de libros y páginas de Internet dedicadas a reflexionar sobre lo que implica ella implica.  

Lamentablemente, basta leer un poco para darse cuenta de que su significado se ha ido tergiversando, ya que la mayoría de las personas la entienden como que deben vivir intensamente el hoy sin importarles para nada el pasado y el futuro.   

Si pensamos en el futuro... es parte esencial para el desarrollo personal el proyectarse, el proponerse metas y tener claro hacia dónde quiero dirigir mi vida. Lo importante es que esa proyección no se convierta en una obsesión que no te deje vivir y disfrutar tu momento presente. No debemos sacrificar nuestro presente pensando en que gracias a nuestra dedicación y esfuerzo nuestro futuro será mejor. El presente debe ser apreciado y disfrutado plenamente porque de esa vivencia se construye el futuro.  

Soy de la idea de ir proponiéndose pequeñas metas e ir avanzando paso a paso hasta alcanzarlas. A su vez es indispensable ir evaluando si en realidad seré capaz de lograrlas o no. 

Si tenemos un propósito en la vida viviremos más intensamente nuestro presente, porque todas nuestras acciones estarán encaminadas al fin que anhelamos y tendremos una motivación que nos impulse a seguir.  

¿Y qué hay sobre nuestro pasado? El pasado ya pasó, ahí se queda como parte de nuestra historia. Lo vivido nos sirve como experiencia. Está ahí para recordarnos aquellos errores que no debemos volver a cometer. En ningún caso debe ser la piedra de tope que nos impida avanzar con nuestra vida. También nos sirve para reconfortarnos en momentos complicados ya que nos trae a la mente momentos que ya vivimos y que han sido gratos e inolvidables.

¿Qué opinan ustedes? 

Pasado, presente y futuro... ¡esa es la cuestión!
  



¡Que tengan un excelente fin de semana!