miércoles, 7 de agosto de 2013

Aprende a controlar tu ira

Aunque no lo creas, si la ira te invade y sientes que pierdes el control, puedes controlarte. Aunque la ira es una emoción normal y por lo general sana, cuando está fuera de control se vuelve destructiva y puede acarrear una serie de problemas a tu vida. La ira puede interferir negativamente en tus relaciones personales y en tu calidad de vida. 

De forma instintiva expresamos nuestra ira agresivamente, pero está claro que no podemos ir por el mundo dando golpes cada vez que nos enojamos. Es por esto que existen ciertas normas sociales, e incluso el sentido común, que establecen límites a nuestras reacciones. Expresar nuestro enojo de manera asertiva es lo más sano. Para que lo logres lo primero es que aprendas a esclarecer cuáles son tus necesidades y cómo satisfacerlas sin dañar a los demás. El ser asertivo implica expresar nuestros intereses, creencias, opiniones y deseos, sin perjudicar ni agredir los deseos, intereses o derechos de los demás.

Para aprender a controlar la ira, lo primero que tienes que hacer es tomar conciencia de lo que te molesta. Debes identificar el motivo por el cual sientes que pierdes el control. Luego de esto, es necesario que respires profundamente hasta entrar en calma y que te alejes de la situación para poder pensar con claridad los pasos a seguir. 

Si sabes que te ha hecho enojar, puedes tomar este hecho como una señal de alerta para el futuro. Es bueno que transformes tus pensamientos negativos en positivos, para evitar que cuando te enojes la ira se desencadene. Si bien no es una tarea fácil y rápida, es posible que lo logres.  

Lo más importante es que esclarezcas tus pensamientos. Tienes que tratar de ser objetivo y ver las situaciones como realmente son y no como te parecen a ti. Una vez que has visto la situación que te irritó de una forma objetiva, será posible que pienses soluciones alternativas. Es importante que estas soluciones sean posibles y concretas. Procura establecer objetivos y metas posibles de alcanzar.

Intenta no perder el control, no dejes que un problema o una determinada situación te venza. Tú puedes ser más fuerte que cualquier obstáculo que se te presente. El proceso puede ser lento ¡pero seguro! 

Tal vez no puedes evitar o librarte de las cosas o personas que desencadenan tu ira, ni tampoco puedas cambiarlas, pero sí puedes aprender a controlar tus reacciones.

Tampoco olvides que a veces es necesario consultar con un profesional para que te guíe en tu control de ira.



¡Buena semana!

10 comentarios:

  1. Estupendos y útiles consejos.
    La madurez nos va enseñando el camino. A veces, aunque no cambiemos demasiado, si que aprendemos a modificar actitudes.
    Abrazos, Carolina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Juglar. Yo también estoy convencida de que siempre podemos aspirar a ser mejores personas de lo que hemos sido. Te dejo un abrazo grande y te doy las gracias por seguir siendo parte de este espacio. Besos!

      Eliminar
  2. Así es. Todo en algún momento tiene control. Todos tenemos autodominio, auto control.

    Así como todos tenemos potencial único.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Gilberto. Muchas gracias por ser un aporte a este espacio. Un cordial saludo para ti.

      Eliminar
  3. Muy , muy buen trabajo, mostrar el manejo de la ira como lo has presentado querida sobrina... es para internalizarlo y poder tener una fortaleza para controlar la ira.
    Un fuerte abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apreciación querida tía. Tus palabras significan mucho para mi aprendizaje personal. Besitos y todo mi cariño para ti!!

      Eliminar
  4. mi ira , me da ganas de llorar , siempre lloro cuando tengo rabia , o mi mama no me entiende , tambien me desahogo mucho cuando tengo rabia , voto toda mi frustracion , y me libero.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando sentimos rabia es bueno dejarla salir Acsa, pero lo importante es que seamos capaces de canalizarla de buena manera para no herirnos ni herir a otras personas. Gracias por dejar tu huella. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Controlar, no reprimir...pero controlar es cierta forma no es un poco reprimir?..y reprimir no es sano, dicen...seguir esos pasos que mencionas carolinas es difícil de efectuarlos en el momento, pero se puede, y como tu dices, tomando conciencia se puede ir mejorando día a día, aveces puede ser un largo proceso, cierto?...
    Me gusto el tema de tu post :)
    Bendiciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Controlar no es lo mismo que reprimir según lo entiendo yo. Lo que acá propongo es aprender a controlar nuestra mente para así evitar que la ira nos controle a nosotros. Se trata de comprender y luego aceptar lo que se está sintiendo en momentos de alta tensión. Muy por el contrario estaría reprimir mis emociones y sentimientos, porque a la larga terminaríamos explotando toda la rabia, ya sea hacia afuera o hacia adentro (cuando se complica nuestra salud). Me alegra que te haya gustado el post y que de los comentarios también podamos ir aprendiendo el uno del otro. Bendiciones para ti también.

      Eliminar

Agradezco sus comentarios, los que me motivan a seguir adelante con este proyecto, los que me instan a mejorar y a preparar contenidos que sean de real interés y utilidad para ustedes. Mi invitación es a que sigan siendo parte de este espacio. No olviden que cualquier aporte que quieran hacer será muy bienvenido. Tampoco duden en consultar si se les presenta alguna inquietud sobre algún tema tratado u otro que les gustaría tratar. Gracias por su presencia.