lunes, 24 de septiembre de 2012

El sufrimiento es una elección

La vida siempre está en constante movimiento. A veces las cosas no resultan cómo esperábamos. Terminamos una relación amorosa, nos peleamos con nuestro mejor amigo, nos endeudamos, perdemos el trabajo, nos golpea un terremoto, nos enfermamos o sucede cualquier situación que nos saque de nuestra relativa tranquilidad. Muchas de esas situaciones nos producen bastante dolor y ese dolor con nada podemos evitarlo. Ahora bien, el cómo reaccionemos frente a ese dolor depende absolutamente de cada uno. 

La clave es aprender a manejar nuestras emociones. La idea es que aprendamos a impedir el sufrimiento para que éste no nos paralice, porque si eso sucede caemos en un círculo vicioso que evita que sanemos nuestro dolor. 

No puedes detenerte a mirar qué sucede como un espectador en primera fila, porque la vida hay que vivirla como venga, con risas o con llantos, con triunfos o con derrotas. Sentir que todo pasa por una razón ayuda a aceptar la realidad vivida, sobre todo cuando esa realidad nos disgusta, nos entristece o cuando nos deja abatidos. 

Tenemos que extraer lecciones de las experiencias negativas y no dejar que esas experiencias nos impidan seguir avanzando. Si hay fe hay esperanza y si hay esperanza atraemos todo lo que es bueno. ¡Nuevas oportunidades que hay que agarrar con mucha fuerza para que no se nos escapen! Aprende a rescatar lo positivo entre todo lo negativo, como si en tus manos tuvieras una flor con muchas espinas y en vez de quejarte del dolor que te produce su tallo, pensaras lo asombroso que es que en medio de tantas espinas haya crecido una hermosa flor.  

Si tu vida cambia, tú cambias, porque es tu vida y no le pertenece a nadie más que a ti. Por esta razón tienes que intentar vivir plenamente, conscientemente, responsablemente. Tú eres dueño de tu vida y por lo tanto tú eliges cómo vivirla. Nadie dijo que sería fácil, pero sin embargo muchos han dicho que a pesar de todo vale la pena hacerlo. 

Pero ¿por qué si suena algo tan simple el sentirse bien, parece ser una tarea tan complicada?.... Porque en la medida que transcurre tu vida tus pensamientos van cambiando, para bien o para mal, y cuando ocurre lo segundo te convences de que eres víctima de la circunstancias y piensas que no puedes evitar sufrir. 

Hoy quiero asegurarte que sí puedes evitar sentirte así, porque en definitiva eres tú quien escoge el sufrimiento y no él a ti. Puedes elegir sentarte a llorar por algo que quizás no tiene solución o decidir que el dolor salga de tu vida. En este último caso te secarás las lágrimas y buscarás nuevas alternativas para enfrentar las situaciones que intentan destruirte. 

Es imposible que una pérdida o una traición no duela, pero sí es posible evitar quedarse estancado en el sufrimiento que nace de ese dolor. Para eso pregúntate si vale la pena sufrir por algo que ya pasó y que probablemente no tendrá remedio. ¿Cambian en algo tus problemas con el hecho de que te sientas triste?

No olvides que el miedo y el sufrimiento son dos enemigos que impiden que ganes tus batallas. Enfrenta tus problemas con seguridad en ti mismo, con fe y optimismo y saldrás siempre triunfador. 


¡Que tengas un excelente inicio de semana!
Carolina

19 comentarios:

  1. La verdad es que pienso que a veces el bueno sufrir. Hay que pasar un duelo por las cosas que realmente te importan. Las personas que no sufren tampoco disfrutan de la vida. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana! Es la manera cómo enfrentamos esas situaciones dolorosas lo importante. Los duelos hay que vivirlos y cada persona tiene tiempos distintos para completar el proceso. Lo que quiero hoy transmitirles es que tenemos que intentar no quedarnos en la pena de por vida, tenemos que tratar de continuar viviendo a pesar de todo. En el fondo se trata de ver siempre el lado positivo de las cosas, por muy terribles que estas parezcan. La tristeza antecede a la felicidad que podremos ver cuando nos sequemos las lágrimas.

      Gracias por siempre estar presente querida Susana, recibe un gran abrazo!

      Eliminar
  2. Pues tu entrada me ha gustado!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno saberlo Ainoa!! Que tengas una excelente semana! Un abrazo.

      Eliminar
  3. No puedes hacerte una idea de lo bien que me viene leer esto hoy!!! gracias amiga porque sin saberlo me has dado un chute de energia renovada !!!
    Eres mi doctora del alma !!
    Recibe un caluroso abrazo y mil besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el bello apodo que me has dado, me emocionas muchísimo!! Y me alegra saber que este texto te ha servido querida amiga!!! Otro gran abrazo para ti!!

      Eliminar
  4. Carolina, que agradable es leerte amiga, reflexiono con cada uno de tus post. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida amiga, me alegra tenerte muy cerquita. Besos y buen día!!

      Eliminar
  5. hola carolina,un excelente pots amiga que nos enseña a que ante cosas tragicas y trsites de la vida hay que rponerse y ponerle a la vida la mejor cara,si es posible con una gran sonrisa.

    un fuerte abrazo y muy feliz semana!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querida Sony! Muchas gracias por tus palabras amiga. Al mal tiempo buena cara!! Que tengas una bonita tarde, besitos.

      Eliminar
  6. Amiga que lindo no tienes idea de como necesitaba leer esto! Es muy cierto lo que dices, Dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Soy una persona que vive intensamente el dia a dia, y de verdad que disfruto mucho de las pequeñas cosas que vivo a diario, soy espontanea, y siempre tomo la vida como me viene pensando eso mismo que dijiste arriba que todo pasa por alguna razón! pero aún asi en las cuestiones del amor sufro mucho de apegos sentimentales ayy como me molesto conmigo misma por ser así... Intento trabajar en ello pero que dificil es..
    gracias bella amiga por compartir!!! un fuerte abrazo para ti
    dicen que si prefieres sufrir a estar contento, entonces el universo te complacera encantado... jajaja yo no quiero esoo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cookyta! Me he dado cuenta de que eres una mujer sensible que disfruta de las cosas simples de la vida, de todos esos detalles que finalmente son grandes cosas que nos hacen inmensamente feliz, y eso es perfecto!

      En cuestiones de amor nos complicamos porque nos apegamos a las personas y nos olvidamos de nosotros mismos. Pero no te juzgues amiga! Acéptate como eres y si no te sientes cómoda intenta hacer un cambio en tu vida. Si ya lo estás intentando es muy valorable.

      Todo proceso de cambio personal requiere de un tiempo, por eso no te desesperes! Si ya has iniciado un nuevo rumbo estoy segura de que más temprano que tarde ese sufrimiento se habrá ido para siempre.

      Besitos y feliz tarde!!

      Eliminar
    2. gracias por tus consejos amiga eres muy linda!!
      un abrazoteee

      Eliminar
  7. Encantada de haberte conocido por supuestisimo te sigo , me ha encantado tu blog un besazo preciosa y gracias
    Por cierto es tan cierto que nos buscamos nuestro propio sufrimiento sin a veces tener que buscarlo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Glorieta, muy bienvenida! Encantada de tenerte en mi espacio. Muchas gracias por dejar tu huella. Cariños!!

      Eliminar
  8. Cuanta verdad en tus palabras!! Tenemos que aprender a manejar nuestras emociones y no que ellas nos manejen a nosotros.


    un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar tu huella Marilyn. Manejemos nuestras emociones antes de que ellas nos manejen a nosotros. Cariños para ti!!

      Eliminar

Agradezco sus comentarios, los que me motivan a seguir adelante con este proyecto, los que me instan a mejorar y a preparar contenidos que sean de real interés y utilidad para ustedes. Mi invitación es a que sigan siendo parte de este espacio. No olviden que cualquier aporte que quieran hacer será muy bienvenido. Tampoco duden en consultar si se les presenta alguna inquietud sobre algún tema tratado u otro que les gustaría tratar. Gracias por su presencia.