lunes, 20 de agosto de 2012

Disfruta de las pequeñas, grandes cosas

Me da mucho gusto iniciar una nueva semana en vuestra compañía. Espero que cada día venga lleno de éxito y satisfacciones para ustedes, ¡que disfruten y sean felices!

Y para poder disfrutar de cada momento de nuestras vidas necesitamos estar en cuerpo y alma presentes en ellos. Al disfrutar plenamente; es decir, cuando nos conectamos con nuestras sensaciones, podemos descansar realmente, podemos renovar nuestras energías y en definitiva, podemos vivir nuestro presente. 

No nos damos cuenta, pero en muchas ocasiones en las que vivimos buenos momentos en donde sólo debiéramos sentirnos alegres, por el contrario, nos sentimos tensos. Es nuestra mente la que nos juega una mala pasada y se nos escapa hacia otros lugares que nos alejan totalmente de nuestro "aquí y ahora". En otras palabras, físicamente estamos en la situación pero mentalmente estamos absolutamente idos. 

¿Cómo puedo disfrutar de un día domingo si lo único que hago es lamentarme pensando que al otro día llegará el lunes y tendré que levantarme temprano a trabajar? ¿Cómo puedo gozar de ese pequeño momento de alegría si estoy pensando en el miedo que me provoca el futuro?... Definitivamente no se puede disfrutar de ese domingo ni de ese momento alegre si mi mente vaga por pensamientos negativos. 

La invitación que les hago hoy es a darle mayor importancia a esos pequeños detalles que nos alegran, a esos instantes en que reímos o en que compartimos con quienes amamos o simplemente nos relajamos haciendo nada. 

Aprendamos a disfrutar de los días lunes sin estar lamentándonos de que faltan varios días para que llegue el fin de semana. Pensemos que puede ser un gran día si sabemos apreciar esos pequeños detalles que pueden hacer la jornada más alegre. Disfrutemos de un rico café después de almorzar sin estar pensando en que dentro de 30 minutos hay que volver a trabajar. Si alejamos esos pensamientos que nos ponen tensos el café tendrá un sabor diferente, ¡mucho más rico!

Intentemos disfrutar de los minutos antes de dormir sin recordar una y mil veces los problemas que no hemos podido resolver. ¡Ya habrá tiempo para eso! No dejes que los problemas vayan a la cama contigo, porque ese espacio es para descansar y tienes que aprovecharlo.

Y tú que crees ¿vale la pena disfrutar de esos momentos? 


¡Que tengas una excelente semana!
Carolina

10 comentarios:

  1. Ya lo creo que vale la pena amiga. Intento vivir cada uno de mis momentos plenamente, no voy a decir que siempre lo consiga, porque no soy perfecta y a veces, sobre todo los niños, me agotan. Pero sí, es la única forma de ser objetivo frente a las cosas que nos perturban.

    Besos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga, me alegra que así sea, que vivas cada momento disfrutando de la vida. Nadie es perfecto y es muy noble reconocerlo y aceptarlo así. Te dejo muchos cariños!

      Eliminar
  2. Perfectooo!!! una buena receta para disfrutar el día de hoy. Gracias por compartirlo tratare de llevarlo a ala practica por que tengo esa mala manía de recordar y recordar y recordar... :D

    un abrazo k tengas hermoso dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cookyta, gracias por tus palabras! A disfrutar del día y a no pensar tanto entonces!! Abrazos :D

      Eliminar
  3. Hola guapisima !!! que razon tienes!!! menos mal que estas aqui para darnos un raspapolvo jeje.
    Gracias por seguir compartiendo con nosotros todo lo que sabes !!!
    Un millon de besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga! Gracias a ti por estar siempre presente y por tus palabras motivadoras! Recibe un gran abrazo a la distancia!

      Eliminar
  4. Me gusta mucho esta reflexión. Más de una vez he pensado que debería estar disfrutando en lugar de preocupándome por el futuro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana! Que bueno saber que te ha gustado esta publicación y que bueno que te des cuenta de que a veces las preocupaciones no nos permiten disfrutar plenamente de los momentos vividos. Darse cuenta es el pie inicial para generar cambios. Que te vaya muy bien en eso! Cariños!

      Eliminar
  5. Mi querida Carolina me había perdido de esta buena entrada cuanta razón tienes amiga a mi me paso lo contrarío de lo que dices porque el día viernes me siento muy animada y digo a qu rico mañana es sábado y me acuesto muy relajada, pero cuando despierto me doy cuenta que para mi hacen muchos años que no hay diferencia entre días de trabajo oh días feriados todos los días para mi son iguales siempre tengo que levantarme temprano y muy apurada y correr mucho más los fines de semna que en la semana misma pero bueno mi mente esta amaestrada de cuando mi esposo vivía y los fines de semana eran distintos, porque el hacía la diferencia, pero en fin es lo que me a tocado en la vida y tengo que cumplir, me gusta mucho leer tus entradas querida amiga son siempre muy interesante, tengo muy poco tiempo por eso se me había pasado esta gracias por compartir tus conocimientos, amiga.

    Besitos de luz que tengas una hermosa semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, gracias por tu tiempo y por quedarte leyendo esta entrada. Entiendo lo que dices, porque la rutina si bien es cierto nos proporciona un grado de comodidad y seguridad a la larga nos termina consumiendo y nuestra vida se vuelve aburrida y monótona. Hay pequeños cambios que puedes hacer para romper con la rutina sin dejar de hacer las cosas que tienes que hacer. Son pequeños cambios que pueden hacer una gran diferencia en tu forma de vivir la vida diaria. Es un tema que tengo pendiente, lo compartiré con ustedes la próxima semana. Luego me cuentas qué te parece! Te agradezco tu comentario!! Recibe un gran abrazo!!

      Eliminar

Agradezco sus comentarios, los que me motivan a seguir adelante con este proyecto, los que me instan a mejorar y a preparar contenidos que sean de real interés y utilidad para ustedes. Mi invitación es a que sigan siendo parte de este espacio. No olviden que cualquier aporte que quieran hacer será muy bienvenido. Tampoco duden en consultar si se les presenta alguna inquietud sobre algún tema tratado u otro que les gustaría tratar. Gracias por su presencia.