miércoles, 8 de agosto de 2012

No cargues con el peso del pasado

Un día dos monjes, un maestro y su alumno, regresaban a su templo y llegaron a la orilla de un río donde se encontraron con una hermosa mujer, ella estaba llorando porque no había un puente, y no podía cruzar al otro lado, temerosa porque el río había crecido y la corriente era fuerte.

El maestro se ofreció amablemente: “Si quieres te podemos cargar hasta el otro lado del río”. Así que los dos hombres juntaron sus manos, la levantaron entre los dos y la cargaron hasta el otro lado del río. Cuando llegaron al otro lado, la bajaron y ella siguió su camino.

Los monjes siguieron su camino en silencio, después de varias horas , el maestro se percata de la actitud contrariada y distraída de su alumno, y le pregunta: –¿Qué corre por tu mente, te ha sucedido algo?, después de un buen rato, dijo: “Mira mi ropa, está toda sucia por haber cruzado a esa mujer por el río que ni siquiera nos dio las gracias!. Y mi espalda todavía me duele por haberla cargado. Siento que se me está acalambrando.” El primer monje simplemente sonrió y asintió con su cabeza.

Un poco más adelante, nuevamente el alumno se quejó otra vez, “Mi espalda me duele tanto, y todo es porque tuvimos que cargar a esa loca mujer para cruzar el río! No puedo seguir adelante por el dolor.” El maestro miró a su alumno, que ya estaba tirado en el suelo quejándose y le dijo “¿Te has preguntado porqué yo no me estoy quejando?”

El maestro, con aire divertido, le contesta: “Tu espalda te duele porque todavía estás cargando a la mujer. Yo a ella la bajé cuando cruzamos el río y tú sigues llevando su peso sobre tus hombros”


Demasiados porqués en nuestra vida no tienen una respuesta. Buscamos y buscamos y al no encontrar la tan ansiada respuesta al final nos terminamos enfermando. Porque es como si nadáramos en contra de la corriente buscando algo que jamás podremos encontrar. Es una actitud que cansa, que nos estanca, porque nos hace detenernos y retroceder, nunca avanzar. Es dedicar la vida a una causa perdida.

¿Qué nos trae de bueno el buscar respuestas que tienen que ver con un pasado que no podemos cambiar? 

Llevamos cargas del pasado durante muchos años y acumulamos un peso enorme en nuestra alma que nos impide caminar libres y disfrutar de nuestro presente. 

Es importante aprender a cerrar etapas en nuestra vida. Es fundamental desprenderse de los condicionamientos del pasado. Si se cierra un ciclo se abre otro, porque la vida es un fluir de acontecimientos y nada podemos hacer para evitarlo. En nuestras manos está el poder disfrutar de lo que cada etapa trae consigo, quedarnos con lo bueno y dejar atrás lo malo.

¡Que aquellas imágenes del pasado no nublen tus ojos para poder mirar claramente tu presente! Despréndete de lo viejo para poder tomar todo lo nuevo que llegue a tu vida. 

Sigamos la enseñanza que nos deja este sabio monje y dejemos la carga del pasado en la otra orilla del río. No sigas cargando con ella. Cruza al otro lado libre de ese peso para que puedas disfrutar de tu vida, para que sigas creciendo y abriéndole paso a otras posibilidades, a nuevas oportunidades. 

No tengas miedo de cerrar una etapa para abrir otra nueva, porque cada una de ellas te traerá algo distinto que te enriquecerá como persona y te ayudará desarrollarte plenamente en todo sentido.  

¡No temas y ábrele paso a tu felicidad!

¡Buen día!

Carolina

8 comentarios:

  1. Como siempre amiga muy bonito y aleccionador. Qué importantes es dejar las cargas del pasado y qué difícil nos resulta. Nos pasamos la vida acumulando cargas.

    Muchas gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy importante dejar la carga que no nos permite avanzar libremente y disfrutar de nuestra vida. Gracias por tu apoyo y amistad!!

      Eliminar
  2. Hola linda !!! Es cierto que sin equipaje se viaja mejor y mas libre, pero que dificil nos resulta prescindir de el !!!
    Como siempre lo has bordao, harias buena pareja tu con ese monje sabio !!! jejeje
    Besitos guapisima, que tengas un feliz dia !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga!! Claro que no es fácil hacerlo, pero sin duda se puede. Es cuestión de atreverse a cerrar ciclos, cerrar puertas para abrir otras nuevas que nos lleven a otros caminos.
      Ay amiga las cosas que me dices que siempre me sacas tremenda sonrisa!! Que no te lea mi marido jajaja
      Besitos para ti también!!

      Eliminar
  3. Alguna vez habia escuchado esta anectoda, pero la vida siempre te envia lecciones en el momento justo cuando lo necesitas.. y hoy esta viene perfecta para mi! Definitivamente coincido en que el cargar interrogantes, frustraciones, dolores y dudas de un pasado puede llegar a ser tormentoso hay que aprender a liberarnos.. a soltar el ayer y vivir plenamente el hoy, aunque la tarea es dificil vale la pena!
    Mil gracias por compartir esto.. un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vicky! Me alegra saber que esta publicación deja un importante mensaje para ti. No es tarea fácil amiga, pero se puede hacer si así lo deseas. Te deseo mucha suerte en tu proceso. Cualquier duda estoy para ayudarte, me puedes escribir cuando gustes a mi correo. Gracias por estar cerquita. Cariños!

      Eliminar
  4. sabios consejos mi querida amiga,como siempre un gusto pasar a leerte y a saludarte.

    te dejo un fuerte abrazo y te deseo un feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sony!! Un gusto que dejes tu huella. Que tengas un lindo fin de semana!!

      Eliminar

Agradezco sus comentarios, los que me motivan a seguir adelante con este proyecto, los que me instan a mejorar y a preparar contenidos que sean de real interés y utilidad para ustedes. Mi invitación es a que sigan siendo parte de este espacio. No olviden que cualquier aporte que quieran hacer será muy bienvenido. Tampoco duden en consultar si se les presenta alguna inquietud sobre algún tema tratado u otro que les gustaría tratar. Gracias por su presencia.